Apoya BENNUE el sueño americano


Por ejemplo, después de que Mónica (nombre ficticio) fue traída por su marido a los   Estados Unidos, nunca volvió a dejarla salir sola. Aunque está embarazada, él es muy violento y la amenaza con matar al bebé que está esperando. Regresa de su trabajo a cualquier hora del día solo para asegurarse de que ella no se ha salido. Mónica vive aislada y no tiene amigos además de que casi no habla inglés.
Recientemente, la maltrató tanto al quererla ahorcar, que perdió el conocimiento. Mónica quería llamar a la policía, pero… ¿cómo? Además su esposo amenazaba con deportarla. Un día en el baño de la iglesia, Mónica vio un póster de BENNU sobre violencia doméstica. Muy discretamente tomó uno de los pequeños papeles con los datos de BENNU. Un día que el esposo se encontraba bebiendo con amigos, nos llamó. Supo entonces, que podía escaparse a un lugar seguro y recibir ayuda legal. Consiguió una orden de protección.
Cuando su marido llegó, llamó al 911 y pidió ayuda en español. La policía lo arrestó. Antes de que su agresor pudiera pagar la fianza, Mónica ingresó a un albergue para víctimas de violencia doméstica.
Rápidamente se incorporó y trabajó de cerca con un especialista para proporcionar a BENNU la información necesaria para legalizar su estado migratorio mediante una visa que el Congreso de los Estados Unidos creó para las víctimas de crímenes serios.
Esto le permitió conseguir un permiso de trabajo y su licencia de manejo. Ya empezó a tomar clases de inglés ESL, lo que le permitió obtener un trabajo de niñera. Cuando nazca su bebé, ella quiere hacer su GED y empezar con un daycare.
En el albergue conoció a otras dos mujeres, que quiere contratar para su nuevo negocio. Mónica es una nueva persona, con muchas esperanzas y ganas de trabajar para mejorar su futuro y el de su hijo. Para solicitar ayuda, llámenos a BENNU ahora mismo 847-478-8200