“Yo fui a la marcha de la mujer”, Eliana

Aspecto de la marcha en defensa de los derechos. /Foto: Cortesía E. Gómez

Aspecto de la marcha en defensa de los derechos. /Foto: Cortesía E. Gómez

La consigna era demostrar nuestro repudio al nuevo presidente y además resaltar nuestros derechos como mujeres.
Por José Zambrano
info@purofutbolonline.com
Chicago, Il.- “Yo fui a la marcha del sábado, en el centro de Chicago y lo hice por mí misma como mujer, por mi madre, por mis hermanas, por mis amigas, fue una experiencia muy bonita por el hecho de caminar junto a muchos miles de manifestantes de todas las edades para expresar lo que sentimos. Lo hice también por mi sobrinita Aura, por sus derechos para que ella no viva lo que estamos viviendo ahorita, para dejarle también a las nuevas generaciones un mundo mejor, en el que tengan libertad de decidir”, dijo Eliana Gómez de forma enfática.
La joven mujer de escasos 30 años de edad, de ascendencia mexicana y originaria de Los Ángeles, California, señala que: “En las redes sociales se habló de la marcha yo me enteré por el Facebook, varias de mis amigas de aquí de Chicago fueron hasta Washington a la marcha en pro de los derechos de las mujeres de los homosexuales y lesbianas (LGBTQ), en esta marcha se pudo apreciar que además de manifestarnos por los derechos de las mujeres, fuer también por la igualdad, por la defensa de los inmigrantes y los derechos de todos en general”.
Dijo sentirse feliz y satisfecha ya que fue algo increíble que no se reduce a un sentimiento local sino algo que trasciende todas las fronteras y se hace mundial, un evento histórico.

El sentir de la marcha
Gómez describe que: “Recuerdo que la noche anterior a la marcha todavía estaba indecisa si iría o no porque tenía una cita de trabajo por la mañana, pero afortunadamente me cambiaron la hora para las 7 pm y eso me puso muy contenta porque tendría tiempo suficiente, así que el sábado muy temprano le llamé a mi amiga Celi para preguntarle si le gustaría acompañarme a la marcha y me dijo que si, entonces tomamos la línea azul del metro y nos fuimos hacia el centro de la ciudad.
Llegamos hasta el Grand Park y ya estaba lleno de gente, las autoridades de la ciudad calcularon inicialmente una asistencia de 75 mil manifestantes, pero los números superaban el cuarto de millón.
La policía nos quería obligar a dispersarnos, pero era imposible, porque más gente seguía llegando, era imposible porque no se podía avanzar para ningún lado, paso a paso nos fuimos yendo por diferentes calles y cada porción, cada calle, empezó a manifestarse con sus propias consignas, seguimos caminando la idea era demostrar nuestro repudio al nuevo presidente y además resaltar nuestro derechos como mujeres a decidir abortar a no, entre muchas otras cosas.
Al caminar con aquella multitud me sentí Increíblemente liberada, empoderada, sentí el apoyo de todos los que me rodeaban, antes de la marcha me sentía deprimida, triste, porque había visto la despedida de Obama y además como mujer y ser una mujer de las minorías y sentirme inconfortable en nuestro propio país, y toda la porquería que se dijo en la campaña por la presidencia y que el presidente electo sigue diciendo te hacen sentir que tu no perteneces aquí”.