Carta de un inmigrante a su hijo

Comuníquese con sus hijos en el idioma de usted.

Comuníquese con sus hijos en el idioma de usted.

Por Sandra Gómez/Psicóloga Querido hijo: quiero contarte por qué no hablo bien tu idioma y pareciera que no tengo ni idea de cómo manejar todos esos aparatos electrónicos que tú manejas a la perfección. Años atrás, decidí irme de mi país en búsqueda de mejores oportunidades, llegué aquí con la ilusión de tener una casa y las comodidades necesarias para vivir tranquilo, y poder brindarles una buena vida a ustedes. Sin embargo, me di cuenta que para lograr mis sueños tenía que trabajar muchas horas, además de tener dificultades para comunicarme con otros, pues tu sabes que hablo perfectamente el español, pero el inglés, apenas lo entiendo. Tenía que tomar una decisión entre ir al colegio a aprender inglés o trabajar para tener una vida confortable. Tú sabes que fue lo que decidí, trabajar y tratar de dar lo mejor de mí. Ahora tu estas grande y me reclamas porque no se inglés y hasta te avergüenzas de que valla a tu escuela, además, la mayor parte del tiempo no quieres hablar conmigo porque dices que no te endiento. Siempre soñé con tener una familia bonita y en armonía, y lo que veo es una familia que poco a poco se distancia más, porque hablamos idiomas diferentes. Yo sé que eres muy joven para entender, que mientras tú estudiabas y aprendías este idioma, yo estaba trabajando duro para ser el mejor papá para ti. Cuando estábamos en casa, tú querías estar en tus aparatos electrónicos, mientras yo me encargaba de los asuntos del hogar. No te avergüences de mí, al contrario, siéntete orgulloso de que he logrado ofrecerte más comodidades de las que yo tenía, mejor enséname hablar tu idioma para que yo siga superándome cada día más, y esfuérzate por hablar mejor el español, para que el idioma no nos separe y logremos tener esa familia en armonía con la que todos soñamos. Para terminar, quiero que sepas que tú eres mi razón de ser, y mi inspiración para levantarme cada día y no dejarme caer por todas las situaciones difíciles que me toca enfrentar como inmigrante. Te amo y sé que un día me entenderás y estarás muy orgulloso de mí. Sugerencia Si usted emigra a un país que habla un idioma diferente al suyo, hable con sus hijos en su idioma y pídales que siempre le contesten en el mismo idioma. Es muy común que los niños a partir de segundo de primaria, les hablen a sus padres en el idioma que están aprendiendo en la escuela, generando poco a poco un distanciamiento por la diferencia del idioma, y gran conflicto en la adolescencia. No permita que las diferencia con sus hijos lo avergüencen de ser un inmigrante, al contrario, solo usted sabe que no es fácil vivir en otro país, y usted lo logro, por tanto, usted debe estar orgulloso de ser un inmigrante. Contácteme al 224.381.5751 o sandra@awakenculture.net